Deporte y embarazo: consejos para embarazadas

Cuando hablamos de deporte durante el embarazo, nos encontramos con diversas opiniones. Hay personas que creen que hacer ejercicio es malo durante el embarazo, y hay quienes opinan lo contrario. De manera general, está comprobado que realizar ejercicio siempre es saludable. No obstante, si estás embarazada, la práctica de deporte deberá ser más moderada y siempre acorde a los hábitos que tenías antes.

Si eres de las que ha hecho deporte toda la vida está claro que tu cuerpo está acostumbrado a ser ejercitado. Dejar de practicar deporte los meses de embarazo podría, incluso, crearte ansiedad y eso es no es bueno ni para tí y ni para tu bebé. La clave aquí está en guiarte por el sentido común: si eres una deportista nata, no puedes parar, pero sí debes tener en cuenta las limitaciones de tu cuerpo durante los meses de embarazo, y aprender a ejercitar tus músculos de manera más suave tomando algunas precauciones.

Si por el contrario, eres de las que nunca han practicado deporte, no es recomendable que cambies radicalmente tus hábitos durante el embarazo. Durante la gestación, nuestro cuerpo se transforma, por lo que debemos cuidar más nuestra alimentación. Pero si no sueles hacer deporte de manera habitual, este no es el mejor momento para empezar de manera intensiva. En general, se aconseja caminar y nadar, prácticas muy recomendables en las embarazadas, especialmente a partir del tercer trimestre.

¿Qué deportes son los más aconsejables si estoy embarazada?

  • Pilates, te ayudará a mantener en forma tus abdominales y suelo pélvico.
  • Yoga, principalmente te ayudará a prepararte para el parto, aprendiendo las respiraciones y métodos de relajación.
  • Natación, te ayudará a sentirte ligera, liberar tensiones en la espalda y realizar ejercicios de una forma más relajada.
  • Caminar, te ayudará a relajar tensiones, tonificar músculos y mejorar la circulación.
  • Baile, en su versión más tranquila, como pueden ser los bailes de salón.
  • Estiramientos, ideal para mejorar la flexibilidad de tu cuerpo.

Para que tu cuerpo recupere su forma física después del embarazo, desde Nutralactis te animamos a hacer deporte y mantenerte activa, y acompañar este buen hábito con una dieta saludable, controlada y enriquecida con complementos alimenticios.

Suscríbete

Newsletter:

Únete a la comunidad Nutralactis y recibe las novedades y noticias que te interesan.